Salud desde la panza: un derecho de madre e hijo.


El derecho a desarrollarse saludablemente es fundamental para todos los niños y las niñas, como se lo reconoce desde la Convención de los Derechos del Niño. Es por esto, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se propuso reducir los índices de mortalidad infantil, mejorar la salud materna y prevenir la transmisión del VHI como algunos de los más importantes Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La OMS estima que en los países en desarrollo, casi la mitad de las madres y recién nacidos no reciben los cuidados profesionales requeridos durante el parto y el posparto, y que hasta dos tercios de los fallecimientos de niños y niñas recién nacidos se podrían evitar aplicando correctamente durante el parto y la primera semana de vida medidas sanitarias ya conocidas y eficaces.

En concordancia con esto, el Ministerio de Salud de nuestra provincia se propuso como meta reducir la tasa de mortalidad infantil en nacidos vivos, en niños menores de cinco años y de mortalidad domiciliaria en niños menores de un año, así también como la mortalidad materna. Muchas son las estrategias que se plantearon para poder llevar estos objetivos a cabo, entre ellas se destacan el fortalecimiento y difusión del programa de Salud Sexual y Reproductiva, capacitación para los equipos de salud y continuar con la promoción de la lactancia materna. También se busca lograr la captación precoz de las embarazadas para reducir los riesgos, fortalecer el programa Maternidades Seguras y vigorizar y mejorar el seguimiento de recién nacidos.

Ana Myriam García Toro, médica del servicio de neonatología de del Instituto de Maternidad y Ginecología N. S. de las Mercedes, explica que, durante la gestación, deben realizarse los controles básicos de laboratorio que descarten que la madre tenga enfermedades como chagas, toxoplasmosis, VIH y sífilis. También deben hacerse controles de glucemia y presión arterial, acompañadas de un hemograma de rutina. Además, tres ecografías como mínimo, una por trimestre de gestación, siendo las dos primeras las más importantes.

Finalmente, al ser consultada sobre los casos de maternidad adolescente, la profesional destaca “Hay un equipo que se dedica a adolescencia. Está formado por médicos obstetras, psicólogos y, generalmente, por asistentes sociales también”, que son quienes brindan la contención necesaria durante la gestación, además de los controles obligatorios. Esto no es un dato menor, ya que en la Argentina el 15,6% del total de nacimientos anuales son de chicas menores de 19 años. Si bien esta cifra ha disminuido ligeramente en los últimos dos años, es un fenómeno que se mantiene en nuestro país desde hace más de diez años. Particularmente, en la provincia de Tucumán, de 30.393 nacimientos anuales, 5.303 son de chicas menores de 19 años, y 138 pertenecen a chicas de menos de 15, representando más del 17% de nacimientos, según las últimas estadísticas de la DEIS (Dirección de Estadísticas e Información de Salud) correspondientes al año 2014.

Contacto:

Instituto de Maternidad y Ginecología N. S. de las Mercedes:

tel. 0381 432-0776 - Dirección Av. Mate de Luna 1535

Entradas recientes
Archivo
Secciones