La pandemia profundizó la desigualdad educativa en las escuelas secundarias


Por Eva Fontdevila


Investigadores e investigadoras de distintas universidades del país estudiaron las problemáticas asociadas a la desigualdad en la escuela secundaria durante el periodo de aislamiento social por la pandemia de COVID 19.


Bajo la dirección de la Dra. Renata Giovine, de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, el equipo de casi 100 profesionales relevó 809 normativas y resoluciones sancionadas por el Ministerio de Educación Nacional durante esa etapa, que intentaron dar respuesta al cierre de los edificios escolares y la línea de continuidad pedagógica a través de cuadernillos y medios audiovisuales.


La presentación de las conclusiones se llevó a cabo en el Centro Cultural Néstor Kirchner, en la Ciudad de Buenos Aires, y fue luego comentada por Cora Steinberg, referente de educación de UNICEF, Marisa Dáz, ex Secretaria del Consejo Federal de Educación y Fernanda Luna, del IIPE – UNESCO.





El proyecto de investigación dirigido por Giovine construyó indicadores propios sobre desigualdad, mediante entrevistas a equipos técnicos, directivos, y docentes; estos indicadores se pusieron en diálogo con los producidos por la cartera educativa nacional.


Entre los resultados del trabajo se destaca la caracterización de la diversidad entre las provincias, y la propuesta de fortalecer la institucionalidad de las jurisdicciones, es decir la mejora de la capacidad a través de áreas educativas que atienden específicamente al nivel secundario en cada provincia; también la consideración en la política educativa de las experiencias de los adolescentes y su valoración con respecto a la escuela como espacio de socialización.


El trabajo fue financiado por la convocatoria “La sociedad argentina en la pandemia y la postpandemia del COVID-19” de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el desarrollo tecnológico y la Investigación del Ministerio de Ciencia de la Nación, conducido actualmente por Daniel Filmus.





Al momento de los comentarios, Steinberg destacó la importancia de la construcción de datos sobre la situación de la educación en el contexto tan complejo, la articulación entre ciencia y política pública.


Marisa Díaz, por su parte, ponderó el análisis sobre lo que representó en 2020 la necesidad de gobernar lo inesperado, las tensiones propias de las dificultades de construir consenso en ese escenario y la relevancia de pensar cómo recuperar la experiencia de la pandemia como tiempo de enseñanza y configuración de sujetos. Para la ex funcionaria, la política educativa en pandemia tuvo tres ejes: acompañar, cuidar y enseñar al mismo tiempo, y es valioso preguntarse cuánto de esas consignas llegó efectivamente a la escuelas y fue apropiado en el hacer escolar.


También aportó el desafío de que el sistema educativo se apropie de los saberes producidos en este trabajo de investigación.


Finalmente Fernanda Luna, del IIPE UNESCO destacó la importancia de tener una mirada investigativa sobre qué pasó en la implementación de las políticas, y la visibilizarían de las desigualdades externas estructurales, así como en las ofertas educativas antes y después de la pandemia. Planteó que existió un reforzamiento de las desigualdades existentes y reclamó la integralidad de la política educativa para bordar esas desigualdades.








Entradas recientes
Archivo
Secciones