Por la continuidad de los proyectos socio-comunitarios


El día sábado 23 de abril se llevó a cabo un bingo en la escuela de Comercio N° 1 con el fin de recaudar dinero para los proyectos socio-comunitarios que llevan adelante los alumnos y profesores de la institución.


La participación es un derecho de los jóvenes y una práctica social valiosa tanto para su formación ciudadana como para desenvolverse en su contexto cotidiano. Pero ¿Qué son los proyectos socio-comunitarios? Proyectos que se hacen a partir de un programa nacional para la educación solidaria, que tiene como objetivo involucrar el activo protagonismo juvenil en la participación social y ciudadana. Se espera que los/las estudiantes participen en todas las etapas de diseño y gestión del proyecto solidario, incluyendo el diagnóstico, planeamiento, ejecución y evaluación, en caso de esta escuela , los estudiantes de 6to año del turno mañana como del tarde llevan a cabo diversos proyectos entre los que se cuentan: Recreando sonrisas, Museo escolar, Una gruta para la virgen, Programa radial “La voz de la comercio 1”, entre otros. “Me da mucha felicidad ser parte de un proyecto que pretende hacerle bien a otras personas, que la verdad lo necesitan mucho, y nos parece importante para nuestra formación como personas, y estaría bueno que se lo siga haciendo porque la participación de los chicos es bastante importante” nos contó Nuna Quinteros, de 16 años, estudiante de 6to año turno mañana. "La verdad que recreando sonrisas es uno de los proyectos que más me ha interesado, porque la idea es ir al hospital de niños y sacarles una sonrisa, y solo por un momento ellos se olvidan de lo que están pasando", expresó una de las jóvenes. "Me gusta que otras personas pueden conocer que la escuela tiene una historia, y que mejor que un museo donde se puede mostrar brevemente 100 años de vida institucional. Pero lo mejor fue ser parte de la noche de los museos" dijo Mariana Albarracin, miembro del proyecto Museo de la Escuela, que ya logró un premio proveniente de la presidencia de la Nación en la gestión de gobierno anterior.


Un Bingo para que no se corte


Para que las actividades no se interrumpan los jóvenes decidieron organizar un bingo y recaudar los fondos necesarios para continuar con iniciativas que mejoran tanto el entorno como la propia subjetividad de los estudiantes. ¿Cómo hicieron el bingo? Organizaron una colecta de dinero para poder comprar los premios y luego vendieron los bingos. “Fue un trabajo de organización grupal, donde participamos juntos los alumnos del turno tarde junto con los del turno mañana para dividirnos que compraría cada uno y cuáles serían nuestras tareas el día del bingo”, subrayó Agustina Bernat de 6to año turno tarde. El día del bingo además de realizar el sorteo de los premios también se establecieron diversos puestos de venta, donde los estudiantes vendieron productos gastronómicos de elaboración propia, esto también ayudó a reunir más fondos para las actividades colectivas que organizan en la escuela.


Mariana Albarracín alumna encargada del proyecto museo declaró que “me gustan mucho estas actividades porque fortalecen el compañerismo, y ver la organización de los profesores como la de los alumnos es bastante lindo”.


Al finalizar la jornada se hizo un balance colectivo de las actividades, a las que se calificó como exitosas. Se logró recaudar dinero para continuar con los proyectos socio-comunitarios que tanto ayudan a los alumnos en su formación escolar y ciudadana. Proyectos que también ayudan a la comunidad en su conjunto.


Entradas recientes
Archivo
Secciones