Perpetua para el asesino de Ismael

Mondino Becero, ex miembro de la fuerza policial pagará su crimen con una prisión perpetua. Durante la tarde de hoy los jueces Alicia Freidenberg, Dante Ibáñez y Néstor Rafael Macoritto dieron a conocer las sentencias y quedó claro que Becero fue el autor material de la golpiza que ocasionó a la muerte a Ismael Lucena y provocó lesiones a Marcelo López.


Por su parte, Antonio Monserrat fue absuelto del cargo de coautoría en el homicidio agravado de Lucena, y solo fue condenado a siete años por los daños ocasionados a Marcelo López. Al igual que Francisco González, Monserrat deberá cumplir siete años de prisión, mientras que Rubén Tejerina y Antonio Zelarayán fueron condenados a tres años de cárcel, en carácter condicional.


Luego de un cuarto intermedio de tres horas, los jueces dieron a conocer la sentencia para los ex policías imputados por el asesinato de Ismael Lucena y por los perjuicios y daños ocasionados a Marcelo “Pipí” López.



Francisco González recibió una pena de siete años por haber estado encargado de la comisaría del Barrio El Gráfico, donde se falsificó un acta, que las víctimas fueron obligadas a firmar, donde declaraban haber sido víctimas de un asalto. Ruben Tejerina y Antonio Zelarayán, quienes también se encontraban en servicio la noche del 10 de noviembre de 2011, fueron condenados a tres años de prisión, por complicidad y encubrimiento de dicha acta.


Luego de la lectura de la sentencia, se vivió un clima de gran emoción en el Palacio de Tribunales. Marcelo López, familiares y amigos de Ismael, la mesa de apoyo a la causa y diversas agrupaciones y partidos políticos, celebraron la condena ejemplar a Becero, en un caso típico de violencia institucional.


Pablo Gargiulo y Julia Albarracín fueron los abogados querellantes que llevaron adelante todo este proceso judicial. Al salir del tribunal, La Dra. Albarracín declaró que “estos cuatro años fueron un aprendizaje muy profundo sobre la violencia institucional, no solo respecto a la causa de Ismael. Estamos muy conformes con la sentencia, y creemos meritorio que la sociedad inicie y abra el debate sobre la seguridad, y cómo podemos comprometernos con esto”. En su opinión, la causa Lucena no solo sienta un precedente en la justicia tucumana por su condena, sino también por la participación de la ciudadanía. Resalta que el acompañamiento y la visibilización de la problemática de la violencia institucional fueron cruciales para llegar a esta sentencia. “La Justicia debía cumplir su parte. Esta condena es una manifestación muy importante de que hay que prevenir esta clase de delitos”.



Entre cánticos y aplausos, salió del palacio de tribunales Isabel de la Cruz, cuñada de Ismael Lucena y referente de la mesa de apoyo a la causa. Fue recibida por familiares, amigos, militantes y periodistas. En breve charla, Isabel declaró que se trata de una condena ejemplificadora para aquellos que fueron víctimas de violencia institucional. “A pesar de mi constante lucha, no imaginaba una condena perpetua. Este es un caso referente, e Ismael es bandera de lucha para todos los pibes de barrio, para los que pisan barro y son pobres como lo era él. Yo ya cumplí mi promesa con el Negro”. De la Cruz dijo que espera que esta causa se convierta en un ejemplo en la provincia de Tucumán, y afirmó que no hubiese sido posible sin el apoyo la mesa de la causa y los medios alternativos de comunicación, quienes le dieron un espacio de difusión a lo largo de estos años. En el cierre expresó que “Nosotros vamos con la verdad, no mentimos. Con la cabeza bien en alto, hace cuatro años y seis meses que decimos: a Ismael Lucena lo mató la policía”.


Entradas recientes
Archivo
Secciones