Danzaterapia, una actividad inclusiva



En el centro cultural Utopía se lleva a cabo un taller de danzaterapia para chicos con y sin discapacidad, desde los 4 a los 12 años de edad, que tiene como objetivo incluir a los y las chicas a través del movimiento y de esta forma desmitificar los estereotipos impuestos por la danza convencional.


El taller está a cargo de Clara María Rodríguez Kwater desde hace 5 años. “Trabajar con estos chicos la verdad me ha cambiado mucho”, dice la docente en conversación con ANITA.


La danza integradora surge a partir de diferentes estudios donde se demuestra que mediante el movimiento se puede despertar el ser, y justamente esta forma de danza es diferente a las demás, ya que no es estructurada ni necesita determinados desplazamientos específicos; en muchos casos no se necesita del estímulo musical para comenzar el taller, sino más bien se aprovecha el espacio físico donde se realizan actividades de exploración y de esta forma el niño/a comienza a descubrirse a sí mismo. “La danza clásica muchas veces estereotipa mucho porque todo tiene que ser perfecto”, subraya Rodríguez. Y en esa línea, no habla de clases sino de encuentros donde se canalizan las emociones del niño/a hacia la danza.



A los encuentros asisten todo tipo de chicos/as con diversas personalidades, pero durante el desarrollo del taller no se pierde dicha personalidad sino más bien se la remarca y de esta forma se fortalece la identidad. También se trabaja el respeto y el cuidado de la intimidad. “No sólo se trabaja el cuerpo, sino lo emocional también, que no se ve y que es el cofre de todo nuestro accionar en la vida, y así se descubren que son personas íntegras porque esa discapacidad no los puede alejar de lo que les gusta” declara Kwater.


Por último, en la exposición final de cada año, los chicos no hacen un ensayo rígido y el profesor no se coloca al frente del elenco, sino atrás para que los chicos puedan ser protagonistas de su propio espectáculo.

Entradas recientes
Archivo
Secciones