Los Centros de Actividades Juveniles al borde del cierre



Sueldos adeudados desde marzo y por debajo de los 2 mil pesos comprometen el funcionamiento de los Centros de Actividades Juveniles (CAJ). Desde el Ministerio de Educación de la provincia no descartan cerrarlo en diciembre.


Los CAJ funcionan todos los sábados en más de 200 escuelas públicas de Tucumán, conteniendo a miles de jóvenes –en la mayoría de los casos- en situación de marginalidad. Constituyen un programa socioeducativo que desde su nacimiento dependió del Ministerio de Educación de la Nación. Con el cambio de gobierno producido en 2015 pasó a manos de las autoridades provinciales.


Durante este año el deterioro del programa se ha hecho evidente. La precariedad laboral de los talleristas que mantienen el espacio es “insostenible”, como ellos mismos la describen. Desde el Ministerio de Educación de la provincia no descartan la posibilidad de su cierre en el mes de diciembre.


Horacio es tallerista de música en dos escuelas secundarias desde hace seis años. Sobre el aporte de los CAJ a los jóvenes sostiene: “Es un programa muy genuino; ha tratado realmente de incluir a chicos en situación marginal dándoles la posibilidad de desarrollar diferentes actividades y reinsertarse de otro modo en la sociedad. Tratamos de despertar e incentivar diferentes oficios y fortalecerlos con las disciplinas que brindamos. Trabajamos para incluir a esos chicos en la sociedad pero desde planos prácticos; inculcamos lo importante de tener una faceta artística en la vida, porque eso detona la creatividad. Aunque no lo crean, muchos chicos que egresan de las escuelas siguen encontrando contención con nosotros y siguen yendo todos los sábados. Eso pasa en casi todos los CAJ de la provincia”.


Y ante el panorama actual reflexiona sobre la situación laboral de los talleristas: “Somos ‘carne de cañón’. Las condiciones de trabajo nunca han sido las adecuadas ni en el gobierno anterior ni en éste. Pero ahora la incertidumbre es terrible. Un tallerista full time está cobrando en negro $1610 y el último sueldo que nos pagaron fue el de febrero. Nos tienen en una situación de marginalidad tremenda. El sueldo grafica la forma en la que se está valorando nuestro trabajo”. Y agrega “Tengo conocimiento de que muchos chicos están dejando el CAJ. Uno no tiene para el día a día y va buscando otros recursos. Algo que se ha originado de manera genuina y con una finalidad social hoy se está perdiendo.”


En el mismo sentido Gustavo, coordinador pedagógico desde hace cuatro años, afirma que “es sabido que si un gobierno nuevo entra, hará todo lo posible por eliminar los programas y políticas que se venían manteniendo del anterior. Sobre todo este gobierno, al que no le importa mantener este tipo de espacios. Esperamos que haya apoyo de docentes, de la gente del ministerio y de los alumnos, porque es una sociedad y necesitamos estar unidos para progresar”.


A su vez comenta que en su escuela se trabajó duro y con muy buenos resultados en la reinserción escolar de chicos que habían abandonado los estudios, gracias a herramientas con las que contaban como el programa de alfabetización. “Es increíble y muy triste cómo están descuidando esto”, concluye.

Trabajadores de los CAJ reclamaron mejores condiciones laborales

Durante la mañana del viernes 21 de julio trabajadores de los Centros de Actividades Juveniles (CAJ) se congregaron en Plaza Independencia de San Miguel de Tucumán para exigir la regularización del pago y mejores condiciones de trabajo. Al día de la fecha el Estado les adeuda cinco meses de sueldo.


La convocatoria se dio a causa de la precariedad laboral de los talleristas del programa. “Ellos constituyen la base para que el CAJ funcione y encima son los más precarizados” comentó un coordinador del programa allí presente.


“Llevamos cinco meses sin cobrar, estamos en negro, sin seguro y sin reconocimiento alguno por parte del estado o las escuelas” aseguró otra de las educadoras en la convocatoria. Las autoridades ministeriales recibieron a los educadores durante el transcurso de la mañana y aseguraron que el martes próximo se depositará el dinero adeudado en las cuentas de las escuelas, como así también el monto correspondiente a los meses restantes del ciclo lectivo 2016.

“Nos dijeron que el programa continúa dependiendo de nación, y que en caso de recaer sobre el Ministerio de Educación de la provincia deberán cerrarlo por no contar con los fondos para necesarios para solventarlo” informaron.


Por último las autoridades educativas provinciales se comprometieron a convocarlos a una nueva audiencia el mes próximo para volver a evaluar la situación.


Entradas recientes
Archivo
Secciones