Raco festejó el día del niño con juegos y al aire libre

Viernes soleado el último de agosto, el mes de los niños. En Raco fue un día cálido y primaveral aunque falten algunas semanas para que termine el invierno. No hacía nada de frío, estaba ideal para disfrutar “Raco y su naturaleza esplendorosa”, pero en lugar de tomar la ruta para una caminata de placer, o las sendas de algún cerro, la cita ayer era llegarse al predio de festejos y disfrutar del Día del Niño que había organizado la Comuna de Raco. El escenario no tenía centro ni un lugar al que todos debían acercarse. Solo una Carpa con sillas para que los adultos se resguarden después de corretear y cuidar a los niños y al lado una gran olla sobre el fogón a carbón que iba macerando la chocolatada que luego iban a tomar los 300 niños que participaron del festejo. El resto era el parque de juegos y peloteros, y por lo demás el lote enorme donde se vivía la alegría y el encuentro familiar. En general ese predio se usa para el festejo del caballo que es una tradición en Raco y se realiza en enero, pero nunca antes se había usado para homenajear a los niños en su día y recordar que cuando ellos están bien, son cuidados, reciben atención y contención y pueden divertirse es más probable que la vida en comunidad de señales de bienestar.



Paola Carrazano de 11 estaba feliz, “estoy paseando y jugando, ahora me estoy por subir al toro mecánico, me da un poco de mareo pero me gusta, es linda la sensación cuando estas arriba. Yo quiero que todos los chicos que vinieron lo pasen bien y se diviertan”. Después la vimos subirse al toro y resistir sin caerse durante todo el tiempo que estuvo arriba.

Ricardo de 18 dijo que “yo soy de Raco y acá estamos celebrando el dia del niño con chicos de Siambón, Nogalito. Está muy bueno que se armen estos lugares para compartir entre todos”.

¿Qué hacen los jóvenes en Raco para pasarlo bien? Le consultamos, y Ricardo dijo “Nos gusta mucho jugar a la pelota, organizar campeonatos. Jugamos en la cancha de Independiente del Siambón, en general. Nosotros hacemos campeonato con equipos de San José, Nogalito, etc.”. Y luego les deseó a los chicos que se acercaron a la fiesta que se diviertan mucho.


En medio de la gente y dando una indicación lo encontramos a Juan Carlos Zóttola, secretario Habilitado de la Comuna de Raco. Zóttola dijo que se trató de “un día muy esperado, los chicos tienen su día especial, y es hermoso. Por eso quisimos darles lo que se merecen para que se diviertan. Desde la Comuna queremos compartir con ellos algo que sea diferente, y llegar con una amplia variedad de juegos para que los puedan disfrutar. Toro mecánico, bangging, peloteros, juegos de kermesse, pelotas para campeonato de futbol. Y claro, el tradicional chocolate”.


El funcionario local dijo que “los 365 días del año son importantes, pero destacamos el día del niño, dado que es muy especial, así como el día de la madre dado que son días muy tradicionales. En relación a los niños, desde la gestión tenemos muchas expectativas y ganas, queremos que los niños de Raco crezcan sanos, Que en esta comuna reciban cultura y educación para que se desarrollen sanos. Nos gustaría que algunos de estos niños en el futuro se comprometan con sus vecinos y con el territorio para que ellos también concreten proyectos que sean sus propios sueños”.


A un costado del predio de la fiesta se armó una cancha de fútbol y la mayoría de los varones se prendieron en un partido continuo que no terminaba nunca. No era ni por goles ni por tiempo fijo, era por fiesta, mientras duró la fiesta el partido se jugaba y los jugadores fueron cientos de chicos que se iban rotando para entrar al terreno de juego.


Cada tanto en medio del campo de juego se armaban sub partidos con chicos que correteaban una pelota interrumpiendo el partido mayor. Era fiesta, y era celebración de a muchos, si se lo veía desde arriba, de esa suerte de colina que se forma en el borde de la ruta mirando la olla donde se hizo la fiesta, era un hormiguero de chicos que se movían sin parar y si se miraba fijo, se veía que en el medio circulaba una pelota. Pero lo más llamativo era el ir y venir y el correteo. En Raco ese movimiento de gente que va y viene es algo que caracteriza la vida y el día día.


Juan Luis Stok, delegado comunal de Raco dijo sonriendo que “estoy muy contento, no esperábamos esta cantidad de niños, está toda la familia disfrutando, es un viernes hermoso de calor y lo estamos aprovechando mucho. Después de dos semanas que tuvimos que posponerlo por lluvia, pudimos concretar esta fiesta”.


¿Qué esperaban para esta fiesta? Le preguntamos. “Cuando armamos la propuesta pensamos en que los protagonistas sean los chicos, que lo disfruten mucho, nunca habíamos traído juegos así, de tan buena calidad y tan atractivos. Nos han ayudado mucho, tanto la gente de Raco que colaboró con donaciones como la intendencia de Tafí Viejo que nos ha prestado juegos propios de la municipalidad. Todos trabajaron mucho. Los empleados de la comuna se han puesto al hombro la organización de esta jornada, con dedicación, compañerismo y tirando todos para el mismo lado. En nuestra gestión estamos atravesando un proceso de fuerte cambio, sobre todo de mentalidad, donde cada uno pone su granito de arena para que las cosas mejoren para todos. Algo que veníamos hablando en campaña y de a poco lo venimos logrando”, dijo Stok. Luego agregó que “en 9 meses de gestión queríamos nivelar la comuna, dejando al día los pagos, hoy estamos tranquilos. Hoy somos la primera comuna con proyectos aprobados a través de la Gecal (Gerencia Nacional de Empleo), remodelación de la plaza Atahualpa (un viejo anhelo), la construcción de puente peatonal en El Siambón y remodelación completa de la comuna. Son todos proyectos en donde hay participación, colaboración y trabajo mancomunado de los tres niveles de gobierno, comuna, provincia y nación.


Pamela estaba a un costado de la carpa con un vaso de chocolate en la mano, dijo que vino con su hija, hermano y sobrino, “hace 6 años que vivo acá y es la primera vez que se festeja así, ojalá no se pierda la costumbre porque es importante para todas las familias. Quiero que los chicos vivan una vida sana, jugando, con deportes. En Raco está faltando un club deportivo y juegos en las plazas como hay en las ciudades. Y también que haya talleres de folklore para que los chicos no pierdan las costumbres y tradiciones.


Jimena que iba decidida a ponerse los arnés del juego de saltos estaba feliz por “haber ido a la fiesta con mis amigos de la escuela, hoy jugamos mucho, sobre todo a saltar. Me gustaría que me regalen una muñeca” expresó para anticipar uno de los momentos esperados de la jornada, ese que genera ansiedad por el valor enorme que el recibir un regalito tiene para los niños en su día. Puede que no sea el principal objetivo de un evento así, pero la verdad es que para los niños ese instante se vive como un sueño.


Marcela de Raco estaba nerviosa mientras hablaba, no por los regalos ni por haberse caído del toro, sino por una procesión interna muy importante para ella que la tenía ansiosa, “vine con mis hermanas a festejar este día. Mi hermana tiene 5 y tengo otra de 11. Es la primera fiesta que yo veo que se está haciendo y es todo muy hermoso. La quiero disfrutar mucho porque mañana me voy a vivir a Buenos Aires a estudiar Medicina”, nos contó y nos dio ese regalo de broche de historia como para no olvidarnos nunca de una fiesta es un lugar donde siempre se encuentran sueños de personas comunes que buscan ser felices.



Entradas recientes
Archivo
Secciones
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now