Una Red pensada para que no bajen los derechos

Sin Estado el capitalismo es una auténtica fábrica de pobreza. O lo que es peor: un campo de exterminio para las víctimas de su propio fracaso existencial. Pero no. Construyen también una moralidad y una narrativa del vacío mientras miles de hectáreas de Río Negro y La Pampa se queman con todos los funcionarios del gabinete de vacaciones. Plantan la idea de la demagogia punitiva como atajo de lo inevitable: un niño que crece comiendo basura y viendo a sus padres sin pan y sin trabajo nunca jamás tendrá el umbral de frustración de un chico de clase media alimentado y educado en la escuela pública. Porque no es lo mismo vivir en un basural de Quilmes que en Olivos. La existencia en la permanente marginalidad durante generaciones provoca una constitución propia de valores culturales y sociales donde el bien común ya no es el otro como un par, porque son (los otros) quienes los marginan. El neoliberalismo pretende desactivar una bomba de tiempo con represión, cárcel, y supresión de derechos. Debemos aclarar que no se trata de una bomba que le dejó la pesada herencia: los gobiernos populares, progresistas o “populistas”, redujeron la pobreza en toda la región del 44 al 28% en los últimos 12 años y medio”. Juan Alonso, “Spaguetti border: La sociedad gendarme de Macri”.



Referentes de organizaciones sociales y territoriales, investigadores, docentes universitarios, militantes de derechos humanos, miembros de ONG y dirigentes políticos realizaron en el Salón Jauretche de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la primera reunión de La Red Argentina No Baja convocada para articular las voces de personas y organizaciones que se expresan contra la baja de edad de punibilidad.


Se trató del lanzamiento de una "plataforma" amplia que se propone encarar una agenda de trabajo común sobre el tema a lo largo del año en un marco de diversidad de opiniones y miradas bajo el criterio de no bajar la edad de punibilidad.


Participación plural y diversa


Participaron especialistas y referentes de organizaciones como ATE Niñez, APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), CASACiDN (Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño), Observatorio de Derechos Humanos, Silvia Guemuremann del Observatorio de jóvenes del Instituto de investigación Gino Germani (IIGG/FSoc, UBA); CLADE (Campaña Latinoamericana por el derecho a la educación), Movimiento Universitario Evita, Movimiento Alfonsinista, Patria Grande y Movimiento Evita. Referentes académicos como la profesora Felicita Elías, titular de la Carrera Trabajo social UBA, la diputada por CABA Paula Penaca y José Machain del Observatorio Derechos de Infancia Eduardo Bustelo.



Compartieron sus conceptos los presidentes de las comisiones de Derechos Humanos José Cruz Campagnoli y de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud de la Legislatura porteña, Andrea Conde.


Además brindaron un panorama técnico especialistas como Claudia Cesaroni, María Elena Naddeo, Marisa Graham, Consejeros del CDNNyA de CABA. Estuvieron presentes familiares de Ezequiel Demonti (adolescente asesinado por policías hace algunos años).


En Uruguay ya se unieron para decirle No a la Baja


Los organizadores del espacio evocan la experiencia uruguaya, que logró ganar el Referendum para impedir un proyecto que tendía a punir a niños y niñas en conflicto con la ley penal a más temprana edad.


José Machain, referente del Observatorio Derechos de Infancia Eduardo Bustelo consejero por Legislatura CABA expresó que “nos reunimos para hacer una red, una plataforma o colectivo amplio, diverso y plural, que nos aglutina dado que creemos que no debe prosperar esta iniciativa de Cambiemos. Todos coincidimos en que nada tiene que ver la necesidad de crear un Régimen Penal Juvenil en base a los derechos humanos de los y las adolescentes, con la idea demagógica y regresiva de bajar la edad de punibilidad. Los que conformamos esta red trabajamos los temas de infancias y juventudes con enfoque de derechos”.


El mismo discurso de siempre, pero ahora desde el ejecutivo


José Machain señaló que el contexto actual “es muy preocupante porque este tipo de planteos se daba cada cierta temporalidad años anteriores, pero en este caso las iniciativas de reformas jurídicas reaccionarias surgen del mismo gobierno y del poder ejecutivo y eso es algo novedoso. Estamos en un escenario en donde el ministro Germán Garavano impulsa una medida que no lo pone con antecedentes serios como para debatir este tema.


Es una postura bastante irresponsable porque expone al Estado argentino a incumplir tratados internacionales por el tema de la No regresividad de las políticas públicas. Por otro lado desconoce la historia institucional de consensos en políticas de Estado que se llevaron adelante en el marco del Consejo Federal de Niñez. Por ejemplo en 2015 se firmó un acta acuerdo que avalaron todas las provincias, incluida la CABA acordando que cualquier debate sobre Reforma Penal Juvenil no debía contemplar la Baja de Edad de punibilidad. Lo firmaron todos, inclusive la Ciudad bastión del macrismo. Es evidente que el ministro Garavano y Macri toman una iniciativa en este sentido que no tiene esperanza de debate genuino, es espasmódico porque siempre se plantea este tipo de debate con una fundamentación demagógica y marketinera. No tiene correlato con lo que corresponde por historia a la argentina”.


Un amplio abanico de instituciones ya está diciendo No a la Baja


Luego, Machain aclaró que hay un amplio abanico de organizaciones con autoridad y trayectoria que se opusieron al planteo del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, desde un inicio. En este sentido expresó que “Unicef dijo que el organismo apoya la implementación de un Régimen Penal Juvenil pero sin bajar la edad de punibilidad, Perez Esquivel, el premio Nobel de la Paz se expresó por el respeto y la garantía de las premisas de los tratados de derechos humanos, la Comisión específica del Episcopado argentino que representa a la iglesia y todas las variantes de la Iglesia expresaron lo mismo. En este mismo sentido, podemos agregar que la misma SENAF que depende del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación apoya una reforma del RPJ, pero aclara que no avala que se modifiquen los criterios de punibilidad. O sea organizaciones de mucho peso y prestigio declaran que no corresponde apoyar la iniciativa de Garavano porque no soluciona el problema de fondo y porque atenta contra la misma Democracia”, declaró el especialista en Derechos de las Infancias.


Una de las participantes del lanzamiento de la plataforma No a la Baja, la directora general de Niñez, Adolescencia y Género de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, Maria Elena Naddeo, en un artículo en Página/12 expresó que “es necesario correr el eje de discusión sobre la baja de edad de imputabilidad dado que los adolescentes de 14 y 15 años son en su mayoría víctimas y no victimarios de las acciones de los adultos. Resulta imprescindible desarrollar políticas de inclusión social y educativa en los barrios de mayor vulnerabilidad social para prevenir la comisión de delitos. Concentrar la misma energía política con que se discute la cuestión penal para desarrollar programas de intervención con los chicos cuyas prácticas sociales puedan indicar mayor cercanía con situaciones de violencias”.


Y refiriéndose al costado demagógico de la iniciativa del ejecutivo Naddeo expresó que “recurrir a la ley penal y al sistema penal –aun proponiendo su reforma– es un atajo que no se traduce directamente en una disminución de los delitos que quieran evitarse. Será simplemente una respuesta mediática y demagógica frente a una comunidad movilizada por la inseguridad”.


Los miembros de Argentina No baja pidieron no entrar en el debate del tema de seguridad para no caer en una falacia. La participación de los niños y adolescentes en delitos graves no es gravitante en la problemática general, no pasa masivamente. Según registros sistematizados como los que maneja el Centro de Admisión y Derivación de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal porteño, la mayoría de los ingresos es por delitos contra la propiedad sin armas. Números de la Corte Suprema de Justicia muestran datos similares. Los menores no participan de manera gravitante en delitos y homidicios. No hay epidemia de niños asesinos que requieran una modificación de una norma genérica de este tipo.


En busca de una campaña permanente


José Machain indicó que en el marco de la reunión se acordó “elaborar un documento básico que permita reunir y organizar a diversos sectores comprometidos con este tema y se toma la experiencia uruguaya que impulsó una gran campaña de No a la baja. Tenemos una preocupación regional en el mismo sentido y queremos empoderar a los grupos que defienden los valores democráticos”.


La Red Argentina No Baja recibió adhesiones de Taty Almeida, Gabriel Lerner, la diputada por la provincia de Misiones Myriam Rosana Duarte, la Consejala de Rosario Carola Nin, Pablo Vommaro y Fernanda Saforcada de CLACSO, la investigadora en Infancia Valeria Llobet, la nueva titular de Cátedra Sociología de la Infancia de Carrera Sociología UBA, Melina Vazquez, quienes no se encontraban presentes en Ciudad de Buenos Aires


Para sumarte a la convocatoria: argentinanobaja@gmail.com



Entradas recientes
Archivo
Secciones