Pensar la Violencia para vivir en Paz


Destinado a reflexionar sobre el fenómeno de Violencia Institucional y a trabajar una campaña de visibilización de la problemática comenzó el proyecto “Pensar la violencia, repensar las instituciones” que promueve Secretaria de Derechos Humanos Tucumán.


La propuesta surgió de un Convenio firmado entre el Ministerio de Educación, el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Gobierno Seguridad y Justicia del gobierno de Tucumán, y se propone alentar la defensa de los derechos humanos y su promoción activa en la vida institucional.


La primera capacitación se realizó en la sede del Centro Educativo Trans y participaron 40 estudiantes de la institución y jóvenes invitados por todos los organismos participantes.


Pablo Gargiulo, abogado y coordinador de la jornada contó que “fue interesante trabajar y reunirnos en esta escuela donde a la noche funciona un secundario especialmente dirigido a la comunidad trans, en el marco de un programa de terminalidad educativa que las ayuda a completar sus estudios. Hoy nos tocó merendar en medio de una enorme ronda donde nos fuimos ubicando junto a los alumnos y alumnas del turno. El taller fue muy participativo y tuvo una gran actitud del equipo y una respuesta excelente de los participantes que se mostraron participativos y muy receptivos. El intercambio fue muy bueno. La comunidad trans es acaso uno de los colectivos sociales cuyos derechos resultan más vulnerados. No hay que olvidar que la Violencia Institucional se ejerce en forma extendida pero nunca en forma horizontal. Se ensaña con los más vulnerables. Hubo muchas anécdotas, duras, ásperas, que así lo reflejaron. Pero también hubo risas y chistes porque hubo alegría y ganas de compartirla”.


El abogado agregó que “Estuvimos donde debíamos estar, haciendo lo que debíamos hacer, llevando la presencia del Estado ahí donde más se la necesita, ayudando a crear consciencia acerca de los propios derechos y transmitiendo el mensaje de que pueden contar con nuestro apoyo en caso de que necesiten reclamar por sus derechos. Puede parecer poco. Puede parecer solamente un paso. Pero es un paso en la dirección correcta”.



Una campaña que va a ir al punto


La campaña de comunicación abordará temas referidos a Violencia Policial, Violencia contra las mujeres y Discriminación. Se presentará en un acto que le dará visibilidad oficial.

Claudia Diaz, miembro de Comisión Directiva y Responsable Administrativa de Cetrans, recibió a los participantes y les abrió la puerta de la institución, en todo momento se mostró entusiasmada y abierta a una experiencia educativa que permitiera abrir un nuevo enfoque de abordaje para las estudiantes que asisten para terminar el secundario. Estudiante de Trabajo Social y al frente del centro educativo contó que “mi tesis tiene que ver con una agenda de políticas públicas para población trans. En mi trayectoria me he encontrado con un fuerte problema de violencia contra la población trans. En los distintos ámbitos que hacen a las instituciones que deben favorecer el acceso y el ejercicio de derechos, como ser la educación, la salud, la justicia, el trabajo, la vivienda y todo aquello que le corresponde a cualquiera de nosotros, y sólo hablo de las instituciones públicas porque son las que conozco”.


Luego ensayó una definición personal y dijo que “la Violencia Institucional está dada por el impedimento que te genera el NO acceso a los derechos que ellos como institución están obligados a garantizarte, esa la primera Violencia Institucional, invisible pero palpable”.


También enumeró los malos tratos hacia la población en general y la población trans en particular. Según su opinión diariamente se perciben gestos y consideraciones inapropiadas en los servicios de Atención al Público en las oficinas estatales. En organismos que deben brindar Educación “el nivel de maltrato que sufre la gente es tremendo. Yo no sé si los eligen o si es una cuestión de que ponen a cualquiera a trabajar. Ejemplos de maltrato sobran. Hacerlas ir y venir, hacerlas hacer cola a la madrugada sin ponerle número ni sello. Pedirles que vuelvan una y otra vez como si le sobrara la plata para ir todas las veces que se le cante al empleado que está atendiendo. O hacerlas volver por un papel porque cada vez que la compañera va le piden un papel diferente. Todas esas son una forma de maltrato que termina generando vulneración de derechos. Porque la institución está para brindar un servicio que satisface un derecho, y cuando no lo hace genera Violencia Institucional”, declaró Díaz.


¿Qué se puede hacer en el Estado para superar la violencia Institucional?


Todos los procesos que fortalezcan los espacios de sensibilización sobre Violencia Institucional son bienvenidos, Claudia Díaz destacó que “la concientización, la formación y el llamado a concurso son pasos que hay que dar porque eso de alguna manera te exige algún nivel de preparación. Eso como medida general. Pero también considero que está bien avanzar en algún tipo de sanción o multa a aquel funcionario que maltrata, a aquel que no hace su trabajo como corresponde. Me parece fundamental el tema de la capacitación. Pero hay que supervisar, y darles un salto cualitativo en cuanto a la capacitación para que eso impacte en su categorización como mano de obra calificada, y la capacitación es mucho más que solo no ir a trabajar”.


La Violencia Institucional es una problemática transversal porque no acota ni a un tipo ni en un solo espacio. La referente de Cetrans agregó que “hay cosas que se ven y otras que no se ven porque están naturalizadas en el trato. Quienes primero tienen que saber a dónde derivar son las propias instituciones. Por eso me parece interesante que se articulen desde varias instituciones que si bien atienden problemáticas distintas, Adultos Mayores, Jóvenes, Mujeres, todas atienden familias. Y en una familia siempre hay diferentes problemáticas que las atraviesan. Y es importante no tener que ir de oficina en oficina de un lado para el otro y que no te hagan perder la plata del viaje, ni el tiempo, y que puedas resolver el problema que te angustia”. Claudia propuso una frase de campaña para hacer carteles y ayudar a visibilizar el tema “La Violencia Institucional vulnera derechos”.

A su vez Mahia, estudiante de Cetrans, dijo que a su criterio Violencia Institucional es “cuando los espacios públicos o privados quieren ejercer poder sobre las personas” y agregó que “Como mujer trans a lo largo de mi vida sufrí muchos casos de violencia institucional, en los espacios de educación, en los hospitales o ejercida por la policía. Creo que se supera con conocimiento y denunciando, aunque en algunos casos no sé si se pueda superar la V.I. Siempre el conocimiento de cómo manejarse ante una situación de Violencia puede ayudar a superarlas. Usaría la frase “LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL MATA” para una campaña sobre este tema.



Un poco de historia: ¿Cómo surge el día de lucha contra la violencia Institucional?


El 8 de mayo de 1987 ocurrió la llamada “Masacre de Budge”, en la que la policía bonaerense mató a tres chicos. Ese día los jóvenes Oscar Aredes (de 19 años), Agustín Olivera (de 20 años) y Roberto Argañaraz (de 24 años) fueron asesinados por efectivos de la Policía bonaerense en la localidad de Ingeniero Budge, Provincia de Buenos Aires. Tres suboficiales de la Policía asesinaron a balazos a estos tres amigos que conversaban y tomaban una cerveza en una esquina.


Agustín recibió doce balazos (siete en la espalda), Roberto, diez y Oscar, siete.

Trece años más tarde, los policías recibieron la primera condena. Sin embargo, el juicio fue anulado por un error técnico. Tras un nuevo juicio, en 1994, los tres policías fueron condenados a 11 años de prisión por homicidio simple. Aun así, recién en el año 2007 los policías fueron efectivamente apresados y enviados a

prisión.


Este caso permitió darle visibilidad a un tipo de prácticas violatorias de derechos que tienen lugar en plena democracia. Además fue la primera vez que se habló públicamente de “gatillo fácil”, de modo en que mucha gente hoy conoce la violencia institucional extrema.

El 28 de noviembre de 2012 se instituyó el 8 de mayo como “Día Nacional de

la Lucha Contra la Violencia Institucional” por medio de la sanción de la Ley N° 26.811.




Entradas recientes
Archivo
Secciones