En Raco los adolescentes reflexionaron sobre violencia en el noviazgo



Se realizó un taller de prevención de Violencia en el noviazgo en la escuela de Comercio de Raco. La iniciativa surgió del nuevo Centro de Estudiantes y de FM Raco 88.9 y se implementó a través de un programa que vienen realizando desde el Observatorio de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Educación de Tucumán.


Aproximadamente 70 adolescentes y 10 maestras participaron de este espacio formativo sirve para trabajar sobre mitos acerca de los roles de varones y mujeres, estereotipos construidos que profundizan la desigualdad entre unos y otras, y herramientas concretas para detectar situaciones de violencia y pedir orientación a tiempo. Lo que se propone es ayudar a mantener vínculos sanos, libres de violencia, que ayuden para que los miembros de las parejas se empoderen mutuamente y ninguno de los dos sea un obstáculo que impida al otro ser Feliz. Si el otro me hace bien, es amor, pero si el otro me atemoriza, me hace avergonzarme de mí misma o me debilita, probablemente deba replantearme las bases del vínculo y alejarme de la persona o re negociar reglas. Algo así sería la idea sintetizadora que motivó el taller.


Marcelo Tissera, profesor en Ciencias jurídicas y contables, y director de escuela Comercio de Raco abrió el encuentro y agradeció la iniciativa. Al cierre de la actividad expresó que “me sorprendió la jornada, este año hay un grupo muy lindo de trabajo, tenemos un Centro de estudiantes que gestionó a través de FM Raco 88.9 y Abrojos Colectivo de Educación Popular, una actividad que le llega mucho a los chicos de la escuela como es la violencia en el noviazgo. La charla del Observatorio de la Mujer es muy importante para los chicos y está bueno que rescaten el mensaje que nos están dejando los capacitadores”.


En relación a la violencia de género agregó que “es un tema fundamental porque si uno compara lo que uno vivió cuando era adolescente y lo que viven los chicos hoy se da cuenta que se volvió algo de todos los días. Yo tengo un hijo adolescente y entiendo que es una etapa muy difícil con conflictos, hablar sobre Violencia de género es importantísimo para ellos para que rescaten lo que es el mensaje de las relaciones sanas, y que les llegue lo que es la violencia como algo que obstruye la búsqueda de la felicidad”.



Claudia Sánchez fue la capacitadora del encuentro e hizo hincapié en que la violencia no aparece en la adultez, sino mucho antes, cuando comenzamos a naturalizar pautas de vínculo basadas en la agresión y el no respeto. También explicó que como factor debilitante, la violencia de género es una de las causas más significativas de la caída en la expectativa de vida. La violencia le hace perder tiempo de vida a las personas, tiempo que podría dedicar a cosas útiles y creativas y las termina usando para abordar un vínculo pernicioso y destructivo. La violencia genera secuelas que muchas veces son muy difíciles de revertir, por eso es importante abordarla a tiempo y desterrarlas de la vida de las personas. La violencia es como los piojos dijo Sánchez “lo mejor es actuar raído y a tiempo, y sacarlos de nuestra vida”.


Se trabajó, a partir de canciones del Rock nacional, sobre algunas características propias de la adolescencia, el extremismo en las pasiones, los idas y vueltas en las mitradas del mundo, las alianzas y contra alianzas permanentes, la confianza ciega, y sobre todo lo que marca una de sus instancias más representativas, la adolescencia es la etapa de la vida, donde comienza a nacer el deseo sexual permanente y el cuerpo muestra cambios constantes que hasta lleva a la personas a desconocerse a si mismos.


Valentina (15), estudiante de 4to. Año, dijo que está en la escuela desde la primaria dijo que “Hoy estamos hablando de violencia de género en la adolescencia. Esta bueno hablar de esto porque hace falta pensar en las relaciones que tenemos a nuestra edad. A mí no me tocó vivirlo, pero en mi barrio hay una chica que tiene 17 años, tres hijos y está sufriendo violencia de género y me gustaría tener herramientas para ayudarla. Estos talleres sirven para salvar la vida de muchas mujeres, para saber cómo ayudar a mujeres que están sufriendo. Yo nunca viví esto, para mí una relación buena está basada en la comprensión, la ayuda mutua entre los miembros de la pareja y el entendimiento a partir del diálogo”. Cerró con un sueño “Yo quiero formar una familia un día pero me quiero recibir de profesorado de Educación Física antes”.


Fabiana Agüero es docente de Biología, y contó que “estoy hace 7 años trabajando como docente en primero y segundo año. Está bueno hablar con los adolescentes y enseñarles sobre la importancia de mantener vínculos no violentos y el respeto a la pareja. Deben aprender a tener relaciones más sanas. Además cuando mantienen vínculos no violentos rinden mejor en la escuela. No están distraídos o tristes porque piensen que sus parejas los maltratan o los engañan. O que no son correspondidos. Todos esos son distractores que influyen negativamente en el estudio”.


Luego a modo de sugerencia reflexionó que “como profesora de Biología siempre toco el tema de la sexualidad, cuando vemos el sistema reproductor. Sobre todo conocemos cada parte del cuerpo humano con la idea de saber nombrarlas correctamente. Hay chicos que llegan a la pubertad y no conocen su propio cuerpo. En una etapa en donde van viviendo cambios hormonales permanentes. Y muchos tienen mucha curiosidad pero desconocen todo ese mundo, por falta de información y educación sexual desde la primaria”.


Como una forma de plantear un nuevo tema de agenda para futuros talleres dijo que “Hay que arrancar con estos temas desde chicos, así llegan a la adolescencia conociendo algunas cuestiones básicas de la sexualidad, para que no las vivan solo desde la necesidad corporal o por el proceso natural e impulsivo del cuerpo sino también con herramientas para cuidarse. La violencia también está relacionada al desconocimiento. Se pueden evitar embarazos también. Pero sobre todo las chicas deberían estar preparadas para decirle No a la violencia ante los primeros signos de alerta”.


Tissera agregó más temas al sumario de talleres: “acá en Raco en nuestra escuela se ha desarrollado el tema de adicciones que es importante, lo hicimos con Fazenda y participó un chico recuperado de lo que son las adicciones y fue muy importante que vengan. Yo tengo más de 20 años acá en la escuela, conozco a toda la comunidad educativa. Nosotros ya tenemos hijos de egresados de esta escuela que a su vez están por egresar. Organizar este tipo de actividades es fundamental, vamos a tratar de hablar también de otros temas en Raco, el alcoholismo, por ejemplo, es algo que nos preocupa mucho. Vamos a seguir abordando temas como la Violencia de género, el tabaquismo que es un tema que también afecta mucho a los jóvenes raqueños y que no podemos descuidar”.


En el taller salieron muchas frases propuestas por los chicos y chicas en la dinámica de afiches:

  • Nadie tiene derecho a obligarnos a hacer nada que no queramos hacer, ni a restringir nuestra libertad ni mucho menos a utilizar medios violentos para lograrlo

  • Respetá mi decisión

  • Amar es querer el otro sea feliz

  • Una relación está basada en el diálogo

  • Y hasta mensajes más enigmáticos como “Vos no sabes de mi, pero yo si sé quien sos” enmarcado en un corazón.


Sobre el final del taller Emanuel y Facundo se acercaron para contar sus percepciones del taller. Facundo dijo que le gustó el taller, “me hizo pensar en que hay cosas de las relaciones que no me gustan. Por ejemplo cuando nuestras novias nos revisan el celular o cuando nos hacen historia porque salimos con amigos o amigas. A mí me pasó y no me gustó que me lo hagan”. Y vos ¿la respetas a tu novia? Le preguntamos a Facundo “Yo no soy celoso, para mí una relación sana es estar bien con ella y que nos llevemos bien con la familia del otro. A mí me gustaría hacer una familia con mi novia y lo que más placer me da es pensar que a ella le vaya bien en la vida”.


Y agregó que “me gustaría tener charlas de educación sexual y de las protecciones que tenemos que tener cuando mantenemos relaciones”. Emanuel solo agregó que “Yo sufrí violencia en mi relación, acoso, esas cosas, pero trato de charlarlo siempre”.


Claudia Sánchez, cerró el encuentro destacando que “no hay lugar para la felicidad si nuestras relaciones no están basadas en el respeto y el amor mutuos”. Luego les pidió a todos los presentes que se tomen de las manos con los compañeros próximos, que tomen aire, llenen los pulmones y lo saquen afuera en un grito fuerte y al unísono. Que saquen todo eso afuera, como se saca la violencia de nuestras vidas, con energía y decisión.


Entradas recientes
Archivo
Secciones