¿Sabías qué es la muerte perinatal?


La Organización Mundial de la Salud define la mortalidad perinatal como el "número

de nacidos muertos y muertes en la primera semana de vida por cada 1.000 nacidos vivos. Octubre es el mes internacional de la concientización sobre esta problemática y el 15 del mismo es el día nacional del duelo por muerte perinatal y gestacional.


El período perinatal comienza a las 22 semanas completas (154 días después de la gestación) y termina a los siete días después del nacimiento.


Carla Casado licenciada en Trabajo Social, integrante de Unidad de Participación Activa (UPA) y una de las referentes de la provincia en esta temática la define así: “La muerte perinatal es una problemática muy dura y difícil de afrontar, es silenciada minimizada e invisibilizada. Se trata del fallecimiento de nuestros hijos antes del nacimiento o poco después”.


¿Sabías qué?


En Argentina la mortalidad neonatal alcanzó un valor de 6 por mil nacidos vivos en el 2018.

Datos que establece la Dirección de Estadística de Información de la Salud (DEIS) dependiente del Ministerio de salud y Desarrollo Social.


Y ¿Sabías que?


Si la muerte ocurre antes de la vigésima semana o si el feto pesa menos de medio kilo, sus padres no se llevan ningún papel que compruebe la defunción y sus restos se desechan como residuos patológicos y para los bebés que mueren en el útero con más de 20 semanas y 500 gramos, el tratamiento no es mucho más sutil, ya que lo único que le brindan es un certificado que lo trata como si nunca hubiese sido, ya que dice “NN” en lugar del nombre elegido por sus padres. Es decir, cuanto menor es la edad gestacional al nacer aumenta el número de casos no registrados”, sobre todo antes de las 28 semanas. Por ende las cifras reportadas podrían no reflejar apropiadamente la realidad.


Entre las causas de muertes fetales más frecuentes se encuentran las anomalías genéticas, las malformaciones graves y las complicaciones derivadas de un mal funcionamiento de la placenta, como la restricción de crecimiento y la preeclampsia. En la etapa neonatal, las causas están relacionadas con la prematuridad y las infecciones. Cuando se produce una muerte fetal o neonatal, es importante aplicar un protocolo de estudio que permita ir descartando las posibles causas y así poder explicar a los padres porque se ha producido la muerte del bebé y establecer recomendaciones futuras. Sin embargo, hasta en un 10% de los casos no es posible identificar la causa de la muerte.


Es importante resaltar que hasta hace poco el duelo perinatal era un duelo invisible, un duelo no reconocido por la sociedad ni por los profesionales sanitarios. Y aunque algunos hospitales consideran imprescindible ofrecer atención psicológica a las parejas que pasan por esta situación, no todos los hospitales y clínicas privadas cuentan con la misma.


Sumado a eso, al intentar mitigar el dolor, muchas veces el entorno minimiza la pérdida y hay una falta de validación de la emoción que hace que muchas mujeres sufran en silencio”, explicó la psicóloga Carolina Mora, quien acredita un posgrado en psicología perinatal del Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Psicología Matemática y Experimental del CONICET.


Los padres varones, en tanto, también sufren, aunque en general no lo exteriorizan.


No es menor agregar que una gran suma de madres en sus testimonios hablan de la violencia obstétrica, conceptualizada como aquella que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres, violencia estructural por parte de la institución hospitalaria y la violencia neonatal, a la que fueron sometidas.


Y gracias a la constante lucha, estos grupos de familias, están visibilizando aún más la muerte perinatal. En ese mismo sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en 2015 la muerte perinatal entre los 100 indicadores básicos de salud.


La ansiada ley


En marzo de este año se presentó nuevamente el proyecto de ley y aún no se concretó el recorrido institucional para su tratamiento. Se trata de la le 1240/10 que surge a partir del primer caso de violencia obstétrica judicializado en nuestro país.


“La muerte perinatal existe, es una problemática que tiene vínculos con la violencia obstétrica e institucional, dada la ausencia de legislación hasta el momento. Por ello es necesario poder establecer por ley protocolos de atención frente a la muerte perinatal con perspectiva de género, como una guía de atención para que el personal sanitario garantice nuestros derecho y la de nuestros hijos”. Afirmó Carla Casado


Y agregó que “Algunos de los objetivos más importantes del proyecto de ley son: Poder estar acompañadas, recibir información sobre la lactancia, ser atendidas por un equipo interdisciplinario, poder registrar a nuestro hijos con un nombre y respetar su derecho a la identidad, más allá de la edad gestacional. La muerte perinatal existe y nuestro dolor también, aprobación urgente del proyecto de ley Johanna”.


Entradas recientes
Archivo
Secciones
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now